Pensábamos que los buenos tiempos no se terminarían nunca, sin embargo y, como rezarían los libros de historia, una crisis económica global, unida una serie de pandemias sucesivas y combinada con desastres naturales aislados pero constantes de magnitudes históricas, nos ha situado en un escenario radicalmente distinto. Un escenario en el que la acción y no la reacción, marcan las pautas, las diferencias entre vivir el nuevo comienzo y ser parte del nuevo ciclo… o no.

Crear una empresa

Esta creciente tendencia al emprendimiento, este interés en alza por la innovación, evolución y desarrollo, tiene su base en un núcleo muy claro y bien definido; crear una empresa es, en sí mismo, la expresión máxima de la libertad y la superación. ¿Hay algo que se necesite más en este momento?

Hay que ser capaces que realizar un ejercicio de abstracción, de salida voluntaria de la espiral de angustia, estrés y ansiedad limitante en la que una situación límite de pérdida total, como la que ha dejado esta crisis en millones de personas y, para ello, es importantísimo evolucionar.

Nuestro análisis de factores cobra vital importancia. Crear una empresa, una pequeña empresa, es decir, crear una prestación de un bien o servicio con valor añadido que reporte un beneficio para ambas partes.

¿Cómo empezar?

Una vez que hemos logrado abstraernos y hemos realizado nuestro análisis FODA, lo que sin duda nos ha permitido establecer un plan de empresa, debemos enfrentar como reto inherente a nuestra decisión, el asunto de la publicidad, núcleo esencial de la generación de beneficios.

Determinar cómo hacer de la publicidad en su inicio, una inversión y no un gasto, amortizable en el corto plazo y, absolutamente rentable, no es un proceso fácil y, necesitamos una vez más del análisis

Un buen comienzo es saber con exactitud lo siguiente:

  1. ¿Cómo llegar al público objetivo de forma rápida… viral, ha ser posible, sin realizar grandes desembolsos?

  2. La publicidad tiene como principal objetivo la difusión del bien o servicio prestado, bajo la creencia de que, cuantas más personas tengan acceso a ello, mayores serán las posibilidades de éxito.

    Bien, el concepto está claro, el método para hacer que los resultados se produzcan rápidamente y con un nivel de inversión menor, es el reto ahora. Para ello, el acceso a consumidores y usuarios distribuidos de forma extensa y con posibilidad de acceso al dinamismo propio del modelo empresarial actual, es la clave.

    Sea cual sea el negocio que se pretende lanzar, hoy las pautas que rigen el mercado, están determinadas por la Red, la publicidad en red se transforma en el método más rápido, viral y efectivo que existe.

    Foros de opinión, chats temáticos, redes sociales y alianzas estratégicas basadas en la confianza y la prestación de un servicio o bien, sustentable y sostenido, son grandes transmisores y agentes publicitarios Low Cost.

  3. El procedimiento de evaluación del usuario que utiliza el servicio prestado por la empresa

  4. La emotividad, la economía y la utilidad, son aspectos determinantes –como usuario final- para la decisión de “compra” de un bien o servicio.

    Para satisfacer el triángulo de forma equitativa, es necesario que el valor añadido esté latente –profesionalidad, óptima relación calidad precio y confianza- son claves del equilibrio que hará que la empresa cumpla con su objetivo de una forma rápida y eficaz.

  5. Estrategia de la competencia

  6. Este es un aspecto fundamental en la eficacia de la publicidad como inversión.

    Conviene no olvidar que hoy, el mundo se mueve en red, esto significa que el análisis de la competencia es una pieza esencial para la creación magna, de un proyecto empresarial.

    Un análisis en el que la competencia, su publicidad y el nivel de eficacia, es un todo. En este aspecto podemos encontrarnos con dos situaciones; por un lado comprobar que la estrategia es buena y los resultados son positivos por lo que podremos utilizarla únicamente estableciendo el claro y objetivo “valor añadido”. Y, si por el contrario comprobamos que a esa estrategia publicitaria de la competencia le falta una fortaleza con la que nosotros contamos, el reto es atreverse, hacerlo, innovar… al nuevo orden social en red le fascina la innovación.

  7. Marketing de la competencia y valor añadido de la empresa

  8. Con la innovación, el desarrollo y el análisis en el debe del proyecto, pasamos a lo que se denomina Share of voice, que hace referencia a la inversión en publicidad y el porcentaje de esa inversión que corresponde a la empresa que debe ser igual a la cuota de mercado a la que llegue la misma, para estar equilibrado.

    En este sentido, será la propia inercia de la evolución de su empresa, la que vaya determinando el nivel de inversión que debe realizar en su empresa, partiendo de la premisa básica que el uso de Internet y sus herramientas le sitúa ya, en un punto de partida de alto rendimiento y bajo costo.

Consejos finales

  1. La determinación de las necesidades de difusión de la empresa debe realizarse partiendo de la base del Low Cost, como concepto de bajo costo y altas prestaciones
  2. Utilización de las herramientas que hoy, son determinantes en el nuevo modelo productivo macro que compone la red
  3. Análisis de la competencia: Publicidad, resultados, alianzas
  4. Establecimiento del valor añadido
  5. Generación de tipo de campaña
  6. Método constante de evaluación de micro objetivos cumplidos: Esto le permitirá aprovechar el dinamismo del proyecto e ir adaptando su inversión a sus necesidades y objetivos
  7. Inclusión permanente de la innovación como valor agregado en la creación de una pequeña empresa
  8. Seguimiento constante, de la evolución del propio proyecto y del entorno en el que se desarrolla. No se debe olvidar que estamos en un momento de transición, por lo que el dinamismo es completo
  9. Una vez lograda la cuota de mercado y los objetivos primarios, evalúe el establecimiento del plan de empresa fase B, en la que bien el mantenimiento a través de la constante innovación, o bien la expansión a través de un mayor nivel de inversión, sean las pautas
  10. Por último, nunca olvide que la publicidad de este nuevo ciclo histórico al que nos enfrentamos, se basa en criterios de valor añadido, confianza, aporte mutuo, crecimiento sustentable… largo plazo
Sin votos aún