Adelgazar
Adelgazar

Uno de los principales problemas de perder peso es que, hasta ahora, los esfuerzos que se realizaban de forma “sana” dependían de la fuerza de voluntad de las personas, aunque hace poco se descubriera el cerebro tenía mucho que ver con la “inquebrantable” necesidad de comer más y más. Así, el uso de drogas y recetas magistrales generó un problema extra, se perdía peso pero no se podía evitar el efecto rebote, entonces ¿Qué se hacía?

Nuevos descubrimientos, teorías y formas de adelgazar han aparecido en los últimos años, y junto con ello también ejemplos de éxito y superación en la lucha contra la obesidad y el sobrepeso que a tantas personas afecta en el mundo a costa de puro esfuerzo personal. Lo bueno de estos adelantos es que aparece en el horizonte un medicamento llamado “Contrave”, el qu aún no se comercializa, pero augura buenas nuevas para quienes la fuerza de voluntad no alcanza.

Después de casi 10 años de intentos fallidos, Contrave puede ser el medicamento que lo revolucionará todo, aunque por el momento su comercialización está en suspenso pues primero debe ser aprobado por la FDA (Administración de Alimentos y Drogas). La composición de este medicamento desarrollado por Orexigen Therapeutics consta de dos sustancias principalmente, a saber “Bupropion” y “Naltrexone”. Curiosamente la primera sustancia es un antidepresivo, mientras que la segunda es una que se utiliza para tratar las adicciones.

Las pruebas hechas hasta el momento han demostrado que el 50% a los que se les ha administrado la droga han conseguido perder hasta el 5% de su peso corporal dentro de un año, por lo que el potencial de uso de este medicamento es increíble, según el Dr. Ken Fujioka del Centro de Control de Peso de la clínica Scripps.

Sin perjuicio de todos los beneficios que hemos comentado anteriormente, vale la pena agregar la droga en cuestión se presentó a la FDA a comienzos del presente año con resultados negativos, pues la FDA terminó rechazándola en aquel entonces tras descubrir provocó un aumento en la presión arterial de algunos pacientes y taquicardia. De cualquier forma, la FDA informó que si se rediseña el medicamento, evitando las complicaciones ya descritas, se aprobaría sin mayor problema.

Según el laboratorio creador de Contrave, los nuevos estudios demorarán cerca de dos años y necesitaran pruebas en 10 mil pacientes al menos, por lo que recién para el 2014 se podría esperar comience su comercialización si es que se aprueba por la FDA.

Sin votos aún