El envejecimiento en el hombre

¿Qué le sucede al hombre en la vejez? Si bien es cierto que en la vejez hay aspectos biológicos que determinan cambios importantes, no se debe descartar las cuestiones subjetivas que hacen que las personas o el imaginario colectivo tenga una idea errónea de esta etapa de la vida que repercute en los viejos, o en el "ser viejo".

La sociedad actual, tiene a construir una vejez en función del "servir para", estar "activo", el contrario de "ser un pasivo" o "jubilado". La idea errónea de que la vida se gasta como si fuera una pila o batería también opera en la subjetividad del viejo.

La vejez es una etapa de la vida en la que se modifican gran cantidad de aspectos tantos físicos como psicológicos. El nombre médico de esta etapa es andropausia (síndrome climatérico masculino).

  • Cambios fisiológicos
    • Los espermatozoides reducen su desplazamiento, cantidad y calidad, paulatinamente a desde los 40 años del hombre
    • La próstata se torna más dura y se va degenerando progresivamente. Las células glandulares comienzan a atrofiarse en el entorno de los 40-50 años y a partir de los 60 años toda la próstata muestra deficiencia
    • Las vesículas seminales cambian estructuralmente. El líquido seminal pierde su riqueza energética
    • Las glándulas denominadas de “Cowper”, que tienen el fin de neutralizar los restos ácidos urinarios de la uretra, apenas producen líquido en la ancianidad
  • Cambios en el comportamiento sexual
    • Se tarda más tiempo en lograr una erección (hasta 10 minutos)
    • Se demora más en eyacular
    • Erección menos firme
    • Disminución del eyaculado en fuerza y volumen
    • Disminución de necesidad del contacto sexual
  • Cambios en la apariencia física: A partir de los 35años se van produciendo cambios físicos como canas, arrugas, pérdida de masa muscular, etc.
  • Cambios en el entorno: Se producen modificaciones en un nivel familiar, se cambia el régimen de relaciones, los hijos parten del hogar y la persona debe buscar actividades lúdicas de acuerdo a la etapa que se vive
  • Cambios psicológicos: Psicológicamente hablando se toma conciencia de la temporalidad de la vida. Se experimentarán enfermedades propias y ajenas, muerte de familiares o amigos, etc.
  • Se transita por la crisis de la mediana edad producida por una crisis personal, cuidados y muerte de los padres y la independencia de los hijos. Son momentos muy difíciles de sobrellevar aunque con una saludable manera de enfrentarlos se podrá salir adelante de ellos sin dificultad

Los mayores deben crear nuevas relaciones, integrarse a grupos y buscar nuevas maneras de sentirse útiles después de jubilados. Se trata de aceptar y redefinir el lugar social que les toca como hombres y de volver a delinear los vínculos con la pareja, hijos y nietos. También es importante tener otra mirada hacia el sexo, ya que se puede llevar una saludable vida sexual después de los 50 años. El envejecimiento no significa que se deba poner fin a la actividad sexual, sino que es aconsejable adaptar la vida sexual al acontecer físico, psíquico y emocional de la pareja.

Una vida sexual activa y satisfactoria en la ancianidad es síntoma de salud y bienestar. El placer pasará por la ternura y las caricias y no tanto por la vigorosidad de los amantes. La comunicación y la intimidad enriquecerán el sexo y pasará a ser una actividad que apuntalará la relación entre hombre y mujer.

La vejez no es el final de todo, puede ser el comienzo de una etapa hermosa, si es admitida y vivida con madurez. El secreto está en reconocer los cambios cuando llegan y aceptarlos con una actitud positiva. Pero además, lo importante es mantener la misma actitud de vida que se requiere a lo largo de toda la existencia, es decir, una actitud activa hacia la realidad. Transformar la realidad y no aceptar pasivamente. Tener un proyecto de vida más allá que se tengan 90 años.

Su voto: Ninguno Average: 3.9 (8 votes)