Mujeres tímidas
Mujeres tímidas

La timidez es un rasgo característico de las personas que son retraídas, aquellas que se tienden a reservar lo que piensan y bajo ninguna circunstancia toman riesgos que las puedan dejar expuestas. Si buscamos conquistar a una mujer tímida nos enfrentamos a varios desafíos, pues ellas no caerán rendidas a nuestros pies si intentamos métodos convencionales de seducción, pues lo que ellas buscan difiere de lo que el común y general desea ¿Estás preparado?

En un artículo anterior Conquistar mujeres tímidas), aclaramos un poco este panorama y señalamos que algunas de las cosas que había que hacer era hacerlas sentir cómodas, tranquilas y siempre apostar por una conversación o cita llena de risas casuales, pues eso las distiende y hace llegar más allá de lo que habitualmente ellas mismas se permiten, pero aún quedan más consejos que dar.

Dejar que ellas tomen el control

De manera contraria a lo que recomendamos para conquistar mujeres, cuando estamos frente a una chica tímida, debemos dejar que ella tome el control de la conversación, por ello es aconsejable llegar a la cita, sentarnos en nuestra silla y esperar a que el tema fluya conforme ella lo vaya permitiendo.

Es común que un hombre “conversador” o “experimentado” acostumbre a llevar una conversación sin mayor problema, sin embargo el drama está en que las mujeres hermosas muchas veces se espantan cuando son tímidas y ven que hablamos sin parar. Muy por el contrario, cuando un hombre se enfrenta a una cita frente a una señorita tímida, si la deja tomar las riendas de la conversación, le probará que entiende su timidez, la acepta y no tiene problema con ello.

Dejar que la pasión surja espontáneamente

Cuando comencemos a entrar en confianza con una mujer notaremos como poco a poco ella se va soltando y va entregando más de sí misma, y cuando ello ocurra lo que no tenemos que hacer es apresurar las cosas. Cuando veamos que la pasión y la incertidumbre sobre lo que pasará con nosotros más tarde llene su rostro y sus poses, deberemos permanecer tranquilos y pacientes a cuando ella decida dar el siguiente paso.

Es increíble que las mujeres que parecen ser más tímidas, pueden resultar ser las más pasionales cuando llegan a la intimidad, por lo que nuevamente el consejo es a no apresurar las cosas y a confiar en el proceso interno que ella comienza a vivir estando con nosotros. Si tenemos la habilidad de saber ser “pacientes” la recompensa llegará antes de lo que se imagina y en formas que no es menester describir en el presente artículo.

Dejar a un lado las inhibiciones

Una mujer tímida y hermosa, puede ser el desafío más complicado por el que un “Don Juan” puede atravesar, pues son pocas las mujeres reservadas hoy en día, generalmente no se encuentran en los lugares que un “conquistar” frecuenta y no existen muchos amigos en común. No obstante lo anterior, cuando uno se fija en una de ellas, puede llegar a obsesionarse en llegar a conquistarla y poner a prueba sus habilidades de seductor, aunque no sin antes arriesgar reputación, autoestima y tiempo.

El consejo es aquí hacer a un lado las inhibiciones y dejarse llevar por el sentimiento, no los desafíos de quinceañero.

Sin votos aún