Foto cortesía de Frederic Poirot - Flickr.com

La navegación anónima se entiende como la posibilidad de visitar sitios de internet ocultando la identidad. Principalmente, se puede ocultar efectivamente mediante la utilización de un navegador anónimo que utilice proxies anónimos.

Generalmente, se puede hacer efectiva la navegación anónima ingresando a sitios que se pueden utilizar para ingresar a páginas de internet sin dejar rastros. En esos sitios hay que ingresar la dirección a la que se quiere acceder y los mismos se encargan de hacer el resto y proveer una navegación anónima.

De esta forma, el sitio web al que se ingresa no conoce la verdadera dirección IP del visitante, imposibilitando su locación.

¿Por qué navegar de manera anónima?

La navegación anónima se utiliza para evitar los filtros de algunas instituciones que le prohíben al usuario ingresar a ciertos sitios utilizando su conexión a internet. Esto se puede ver en universidades, escuelas, trabajos, restoranes, y más.

En una escuela, por ejemplo, si está bloqueado el sitio Facebook, un usuario con conocimiento de la navegación privada puede hacer uso de proxies anónimos para ingresar al sitio, pasando por alto la limitación.

Esto llevó a la creación de este tipo de sitios, que le ofrecen al usuario la posibilidad de navegar libremente sin dejar rastros.

Los peligros de la navegación anónima

Para navegar de manera anónima el usuario tiene que conectarse mediante un proxy anónimo. El problema es que los proxies anónimos no encriptan la información que es transmitida al servidor. Esto quiere decir que potencialmente las contraseñas, números de tarjeta de crédito u otra información puede ser guardada por usuarios malintencionados.

A pesar de que existen servicios legítimos que ofrecen navegación anónima, para un usuario novato puede ser fácil caer en una trampa y ofrecer sus datos, sin querer, a un administrador de un proxy.

Qué tiene que ofrecer un buen servidor proxy web

Un servidor proxy web para navegar de manera anónima le tiene que ofrecer al usuario ciertas funciones, con el fin de no limitar su experiencia en la web. Antes que nada, un túnel TLS (Transport Layer Security) o SSL (Secure Socket Layer) tiene que estar configurado para evitar que algún usuario experimentado puede acceder a datos sensibles.

Hay que tener en cuenta que además de esconder una dirección IP, los proxies de navegación anónima también previenen el almacenamiento de Cookies, la ejecución de Scripts, Pop-Ups, Banners e información de referidos.

Los mejores proxies anónimos

Accediendo a los siguientes sitios se pueden encontrar los proxies más populares para navegar por internet de manera anónima. Incluyen listas que se actualizan constantemente, filtrando los servicios que dejaron de funcionar.

Proxy.org ofrece más de 5.700 proxies para navegar de manera privada. Solamente hay que escribir la dirección que se quiere visitar, elegir el proxy y apretar el botón “Go”.

Proxy4Free.com incluye una gran lista con los mejores proxies para navegar de manera privada. Se los puede separar por puntaje, país, tiempo en línea, y más.

Sin votos aún