Padres
Padres

Mientras la mayoría de los estudios en el campo de la familia apuntaban a que las madres estaban biológicamente más preparadas para asumir de forma responsable el rol de “padres”, aparece una nueva investigación que demuestra los hombres también lo están.

Es claro que una mujer nunca volverá a ser la misma luego de haber dado a luz, pues no sólo sicológicamente cambia sino también corporal y biológicamente. Pues bien, en el caso de los hombres, aunque muchos no lo crean, también ocurren cambios importantes en estos aspectos y una muestra de ello es que el nivel de la hormona “testosterona” baja importantemente.

El estudio realizado por la Universidad de Newfoundland demostró que el descenso en la producción de esta hormona en hombres es notoria cuando son padres, y que mientras más baje, mejores padres resultan ser. Según lo expresado por el Dr. Christopher Kuzawa – antropólogo y biólogo evolutivo – los hombres también están “biológicamente programados” para ayudar con las tareas relativas al cuidado de los hijos, y por ende, mientras más dedicados sean a los niños menor es el índice de testosterona que ostentan.

No hay que olvidar que esta hormona es la responsable de las locuras y constante competencia que caracteriza a los hombres más jóvenes, quienes constantemente están buscando conseguir conquistas o sobresalir frente a sus pares, además de influir en el nivel de fidelidad que se tiene con la pareja.

El antropólogo de la Universidad de Nevada, Peter Gray, señala que los hombres con menores niveles de testosterona al ser padres son menos infieles y tienden naturalmente a dedicar más tiempo a sus hijos y al de su familia. No obstante estas buenas noticias, existe un grupo importante de hombres que, lamentablemente, piensa que una baja en el nivel de testosterona los hará “menos hombres”, cuando esto realmente no tiene nada que ver con la hombría.

El Dr. Peter Ellison de la Universidad de Harvard está convencido que la posición del hombre en la familia es importantísima para la crianza de los hijos, tanto así que “biológicamente” los hombres están más que preparados para hacerse cargo de ello y apoyar a la mujer en todo lo que ésta necesite durante este largo y hermoso periodo de ser “padres”.

Otro de los aspectos que se ha destacado de esta investigación es que, al bajar el nivel de testosterona en hombres al ser padres, se evitan varias enfermedades ligadas a la alta producción de esta hormona. Por este motivo es que los hombres que tienen hijos, habitualmente, tienen mejor salud que los solteros sin hijos.

Sin votos aún