Jimi Hendrix
Foto cortesía de jimihendrix.com

Si aún hoy escuchas sonar All Along The Watchtower, Voodoo Child, o Little Wing y esos acordes estremecen inexplicablemente tus sentidos, cual si el fuego de la famosa guitarra encendida, fuera ganando terreno en tu cuerpo para transformarlo todo a su paso… es que Hendrix tuvo algo que ver con esa música. Y tal vez sin quererlo, tuvo que ver también con fragmentos más o menos relevantes de nuestra historia de vida.

Jimi Hendrix fue un artista de las cuerdas, un músico inolvidable, considerado el mejor guitarrista de la historia, dueño de una personalidad revoltosa, arrebatadora. Tal vez no haya imagen más clara de su poder que aquella que lo muestra prendiendo fuego a su guitarra, echando más y más combustible porque el fuego es poco, provocando en una especie de ritual sensual a las llamas para que se animen a crecer, a saltar, a devastar su objeto de adoración. Solemos odiar lo que amamos, con la misma intensidad; y tal vez él odiaba a sus guitarras, porque sin ellas no podía vivir, porque eran las únicas que lo conocían de verdad, porque lo hacían frágil y poderoso, y porque después de la ebullición en la sangre no hay más que explotar, destrozar la guitarra contra el suelo, porque más de lo que se dio, no es posible en este mundo.

Biografía de Jimi Hendrix

Johnny Allen Hendrix nació el 27 de noviembre de 1942, en Seattle, Estados Unidos. Escuchando a grandes músicos como B.B. King o Muddy Waters, se interesó desde pequeño en la música: cuenta su padre que se sentaba al borde de la cama y jugaba a tocar la guitarra con una estropeada escoba entre sus manos.
A los 16 años consiguió su primera guitarra, una acústica bastante vieja que, sin embargo, le sirvió para formar su primera banda The Velvetones. El grupo juvenil duró apenas unos meses, aunque Jimi siguió su propio rumbo y con suerte consiguió su primera guitarra eléctrica.

En el año 1961 se fue de su casa para enlistarse en el ejército, allí pasó algunos de sus años, aunque nunca dejó la música de lado. En esa época formó The King Casuals con Billy Cox y se hacía llamar Jimmy James.
Había comenzado formalmente su carrera como guitarrista y para 1965 ya había tocado junto a grandes de la talla de Tina Turner, Ike y Little Richard.

Por esta época formó su propia banda Jimmy James and the Blue Flames y tocando en algunos sitios fue visto por Chas Chandler, productor y bajista de Animals, quién lo invitó a vivir y trabajar en Londres, le aconsejó cambiar su nombre por el de Jimi, y entre ideas y proyectos lo ayudó a formar Jimi Hendrix Experience.

La banda comenzó a crear éxitos que salían disparados de la guitarra de Hendrix hacia los puestos número 1 de todos los charts, tal fue el caso de: Hey Joe, Purple Haze, The Wind Cries Mary, Foxey Lady, y Fire, entre otros.
Todas estas canciones formaron parte del primer disco de la banda: Are You Experienced, una experiencia musical psicodélica.

La banda fue creciendo, pasó por el Monterrey International Pop Festival de 1967 y poco a poco se volvió una de las más populares del momento. Tiempo después grabó su disco Axis: Bold As Love.

Colaborando mucho en la dirección de la música de la banda, Jimi decidió volver a New York y fundó su propio estudio de grabación Electric Lady Studios, nombre nada casual, que dio título, posteriormente, a su tercer disco doble Electric Ladyland, trabajo que algunos aseguran que fue uno de sus mejores; de allí salieron All Along The Watchtower, y Voodoo Child, entre otras magníficas canciones.

En el año 1969, Jimi Hendrix Experience se separó y fue un año también memorable, por la versión de The Star-Spangled Banner, que Jimi tocó en el Woodstock Music & Art Fair, de agosto de 1969.

En el mismo año, Hendrix se juntó con Billy Cox y Buddy Miles, para formar Band of Gypsys, trío que realizó magníficas performances que fueron posteriormente recopiladas y grabadas. Tiempo después y con una pequeña rotación de integrantes, la banda pasó a llamarse The Jimi Hendrix Experience.
Comenzaban a preparar su disco doble First Rays Of The New Rising Sun, cuando en el año 1970, a los 27 años, Jimi Hendrix murió a causa de una intoxicación con barbitúricos.

Pionero en el sonido de la guitarra eléctrica, por la maravillosa fusión a la que apostaba entre el blues, rock, R&B y el jazz, con juegos de distorsión, Jimi Hendrix fue el maestro de toda una generación posterior. Podremos criticar su música, su forma de vida, sus declaraciones, pero Hendrix fue en la realidad lo que todos imaginamos ser.

Por estos días, se está realizando un Tour Tributo a Jimi, se siguen reeditando sus trabajos y se vende el merchandising que lo tiene de protagonista, para que todos puedan tener un pedazo simbólico de él.

Hoy Jimi Hendrix sigue sonando en todas partes, al fin y al cabo es lo único que importa: que algo de los que fuimos permanezca vivo, cuando ya no estemos aquí.

Disfruta de All Along The Watchtower:

Su voto: Ninguno Average: 5 (1 vote)