Fantasias sexuales con Paris Hilton
París Hilton, belleza juvenil que ha inspirado fantasías sexuales en más de un hombre...y mujer también

Las fantasías sexuales masculinas son producidas de manera consciente o inconsciente empezando, por lo general, en la pubertad del hombre y como su nombre lo indica cargan con una fuerte connotación “sexual”. Los hombres empiezan a fantasear de distintas maneras y con distintas mujeres, ya sea con la compañera de aula, la niñera o incluso las amigas de la mamá.

El entorno de las fantasías sexuales es muy complejo y diverso, sin embargo existen fantasías muy recurrentes en el género masculino, en las que tal vez más de un caballero se ha visto involucrado. Repasemos las fantasías sexuales masculinas más comunes.

El trío

El trío es la relación sexual donde interviene un hombre y dos mujeres, se trata de la fantasía sexual más común entre los hombres. Esta fantasía de carácter “íntimo” es muy recurrente, ya que el deseo de tener dos mujeres en el mismo lecho es muy común entre el género masculino. Casi nunca en la fantasía del hombre intervienen dos varones y una mujer. Por el contrario, es el género femenino quién tiende a fantasear, en algunas ocasiones, con dos hombres. En esta categoría de “trío” se podrían incluir a las fantasías con más de una mujer en el lecho amatorio.

Mujeres prohibidas

Otras de las fantasías sexuales recurrentes son las que implican lo prohibido, como fantasear con una mujer casada, una adolecente de la preparatoria, o alguien inalcanzable. En esta categoría podríamos incluir las fantasías con mujeres famosas, ya sean artistas, estrellas de cine o célebres en cualquier ámbito.

Lugares extraños

No todas las fantasías sexuales masculinas tienen como centro del protagonismo a la mujer, muchas veces el escenario es el eje de la fantasía. Por lo general, dicho escenario tiende a ser peligroso o impensable para un acto sexual, ubicándose entre los más comunes los ascensores, baños de avión, la calle y todo lugar que represente un riesgo y bordee la peligrosidad, hecho que hace más excitante la experiencia sexual.

El voyeurismo

No todas las fantasías sexuales son de carácter “íntimo”, algunas son de tipo “exploratorio”. Entre las fantasías más comunes de este tipo se encuentran las que implican objetos, disfraces y juguetes sexuales, y la observación de la vecina por la ventana o una rendija de la pared. A veces estas fantasías no son hechas realidad por vergüenza o limitaciones con la pareja de turno y solo quedan en fantasías.

Parejas sexuales poco comunes

Este tipo de fantasía refleja un carácter íntimo ya que implica la relación sexual en sí. Esta fantasía es muy común entre los hombres, y el centro de ella es la mujer, pero la gran diferencia con otras fantasías es que la protagonista es un tipo de mujer poco común, entre ellas podemos nombrar: mujeres de baja estatura, mujeres obesas, mujeres de mucha edad, mujeres de un tipo de físico especial, entre otras más.

Fantasías sadomasoquistas

Aunque este tipo de fantasías sexuales masculinas no son las más comunes, merecen ser nombradas ya que un gran número de los hombres las tienen, pero pocos las llevan a la práctica. Las fantasías sadomasoquistas implican juegos de poder, que además de involucrar una serie de artefactos, ropas de cuero, látigos y algunos otros instrumentos para infligir dolor, pueden despertar las fantasías más oscuras en los participantes. Este tipo de fantasías pocas veces son realizadas ya que implican tener una pareja que coincida con la misma fantasía o el mismo gusto sadomasoquista.

Su voto: Ninguno Average: 3 (3 votes)