Panqueques con manjar
Panqueques con manjar

El desayuno, tal y como lo comentamos en nuestro artículo “Desayunos que no hay que consumir” es importante porque es la primera comida del día, y también porque a veces debido al rígido horario laboral que se tiene no se alcanza a consumir la cantidad de calorías adecuadas ni los alimentos indicados.

Cuando no se desayuna el efecto puede llegar a ser catastrófico, dependiendo de los requerimientos energéticos que tenga la jornada, por lo que no hay que extrañarse que haya personas que lleguen a desmayarse inclusive por la falta de glucosa, entre otras cosas.
Del detalle de alimentos que no conviene consumir en el desayuno detallado en el artículo anterior, agregamos algunos más que hay que mantener a raya.

4

Bagels y queso crema

Para quienes no lo sepan, el “bagel” es un tipo de pan que se elabora en base a harina (de trigo) y que tiene un agujero en el medio. El bagel presenta la particularidad de ser cocinado en agua antes de meterse al horno, con lo cual se obtiene un producto de alta densidad en el interior y que por fuera es crujiente.

Si bien para muchos de los amantes de los desayunos rápidos y ricos, el bagel representa una opción ideal si se tiene hambre y no hay tiempo, pero en términos nutricionales es una mala decisión y eso pasa la cuenta en algún momento. Lo malo de este producto es que, si bien no está frito, posee azúcar y carbohidratos de rápida deglución, por lo que se disparará la insulina y luego llegará el hambre otra vez.

Si además de comer un bagel utilizamos el siempre bien ponderado queso crema, estamos en problemas. La cantidad de grasas saturadas y calorías que se está consumiendo fácilmente sobrepasa los dos dígitos y sólo hablamos de una “comida rápida”. Una forma inteligente de consumir bagels es escogiendo los que sean de tipo “integral” y reemplazar el queso crema por mantequilla de nuez, pues sube la energía.

5

Panqueques

Nos guste o no, cuando hablamos de panqueques no hay cuestión saludable que discutir. Nunca se debe olvidar que los panqueques son el resultado de mezclar harina, huevos, leche y mantequilla por lo que el denominador común que tenemos presente siempre será “grasa”. Al ser un alimento compuesto de carbohidratos simples, provoca un alza de la insulina y luego ésta se desploma como si nada generando todo lo que ya sabemos.

Ahora bien, es preciso aclarar que un panqueque jamás se come solo, ya que siempre le añadimos manjar, mermelada, azúcar o cualquier otro componente (hasta tocino algunos) que hacen de él una bomba alimentaria para comenzar el día.

En resumidas cuentas, el desayuno debe ser contundente, pero jamás deberá estar repleto de carbohidratos de rápida deglución ni ser abusivo en azúcar o diuréticos, por lo que la fruta será siempre bienvenida, rebanadas de pan integral o alimentos ricos en fibra por dar sólo un ejemplo.

Su voto: Ninguno Average: 1 (2 votes)