Foto cortesía de kennymatic

Muchos usuarios intermedios de PC se preguntan cuáles son las diferencias concretas entre un ordenador de 32 bits y un ordenador de 64 bits. La mayoría de los usuarios de PC de la actualidad están utilizando 32 bits (aún sin saberlo) mientras que el número de usuario de 64 bits va creciendo de manera cada vez más rápida.

Se puede explicar el sistema de 32-64 bits utilizando algún tipo de analogía para hacerlo más sencillo y comprensible. Si nos imaginamos tubos por donde pasa la información, se podría decir que el de 64 bits es el doble de grande que el de 32 bits. Esto evita que se formen cuellos de botella durante el intercambio de información, algo que deriva en equipos más lentos y con menos respuesta.

Los equipos con procesadores de 64 bits son más potentes, pero hay un problema: el sistema operativo tiene que funcionar de ese modo, porque si no lo hace no podrá ser compatible. Lo mismo sucede con los dispositivos que estén conectados al ordenador.

Un sistema operativo de 64 bits es técnicamente mejor y más avanzado que uno de 32 bits, pero el usuario necesita de programas en 64 bits y de hardware (específicamente el procesador y el motherboard) que utilice esta tecnología para funcionar.

En términos de limitaciones, un ordenador de 32 bits sólo puede tener un máximo de 4 GB de memoria RAM. Los ordenadores con 64 bits, en cambio, no poseen un límite fijo, y el usuario puede instalar la cantidad de memoria que desee o necesite.

En realidad, la cantidad de memoria a instalarse no es ilimitada, pero está muy lejos de los máximos de hoy en día. Un ordenador de 64 bits puede soportar hasta 17 mil millones de GB de RAM.

Es común encontrar en internet referencias a los sistemas de 32 o 64 bits. Las aplicaciones compatibles sólo con ordenadores de 32 bits casi siempre están acompañadas de la inscripción: “x86”, mientras que las compatibles con ordenadores de 64 están acompañadas con la inscripción “x64”.

Los ordenadores con procesadores de 64 bits son ideales para realizar tareas que necesiten una gran cantidad de memoria RAM, como por ejemplo, la edición de video o el manejo de programas de modelado en tres dimensiones.

Un procesador de 64 bits puede ejecutar aplicaciones de 32 bits, pero en Windows cada tipo de aplicación se instalará en su carpeta correspondiente.

La mayoría de los procesadores disponibles en la actualidad son compatibles con la tecnología de 64 bits. Sin embargo, todavía existen procesadores que no son compatibles con la misma.

Los siguientes procesadores son compatibles con los 64 bits:

  • Todos los AMD Opteron
  • Todos los chips X2, FX and Athlon64 de AMD
  • Todos los chips Intel Pentium D y Celeron D
  • Todos los procesadores de notebooks AMD Turion
  • Todos los procesadores Intel Core 2

Los siguientes procesadores no son compatibles con esta tecnología:

  • Todos los procesadores Intel CoreDuo
  • Todos los procesadores Intel Pentium M para notebooks
  • Todos los procesadores AMD Duron

Técnicamente esas son las únicas ventajas visibles de un equipo con procesador de 64 bits, sin tener en cuenta la velocidad general del sistema, que se verá incrementada.

Sin votos aún