Foto cortesía de kotofoto

Los televisores LCD aparecieron para destronar a los televisores con tecnología plasma, quienes fueron por un tiempo los únicos capaces de brindar una imagen totalmente plana y de grandes dimensiones.

Los televisores LCD son capaces de brindar imágenes de muy alta calidad, y están disponibles en tamaños de pantalla muy grandes, como, por ejemplo, 52 pulgadas. Sin embargo, no es fácil elegir un televisor LCD, porque cada uno tiene sus características, puntos fuertes y débiles.

Publicamos esta guía de referencia para las personas que están interesadas en comprar un televisor LCD pero que no conocen mucho del tema y no quieren cometer errores en la elección. En esta guía explicaremos que se debe tener en cuenta a la hora de comprar una pantalla de estas características.

Medir el espacio disponible

Este punto es crítico, porque hay que tener en cuenta el espacio con el que se cuenta para verificar si un televisor LCD puede ser instalado allí o no. Con medir el espacio y llevar los datos a la tienda se podrá saber si la compra de un televisor puede ser viable o no.

Considerar opciones adicionales

Los televisores LCD no son todos iguales, porque algunos incluyen algunas funciones extra. Por ejemplo, hay televisores de este tipo que están equipados con lectores de tarjetas de memoria. Estos dispositivos pueden ser utilizados para mostrar en un televisor las últimas fotografías tomadas con la cámara digital sin necesidad de cables.

Si el televisor se va a utilizar para ver una gran cantidad de películas, es recomendable que el mismo disponga de una opción de visualización para películas, ya que la misma mejorará la experiencia visual. Ésta puede ser encontrada en la mayoría de los televisores LCD preparados para alta definición.

Verificar los altavoces

Los televisores LCD por lo general brindan una buena imagen, pero no todos brindan una buena calidad de audio. Es fundamental verificar dónde están ubicados los altavoces y pedirle a quien muestre el producto una prueba de sonido con el volumen alto.

Si el televisor va a estar ubicado en un rincón, quizás es recomendable obtener un televisor con los altavoces ubicados en la parte de atrás. Muchos dispositivos poseen los altavoces a los costados.

Verificar las entradas

Si al televisor se le van a conectar varios dispositivos a la vez, como consolas, reproductores de DVD o decodificadores de televisión, es recomendable que las entradas para los mismos estén ubicadas en lugares accesibles. La mayoría de los televisores poseen todas las entradas detrás y algunas más importantes al costado, como las entradas HDMI para alta definición.

Ángulo de visión

Este punto es importante en las pantallas grandes. Si se va a comprar un televisor de grandes dimensiones, es importante verificar que el ángulo de visión sea alto y que muchas personas (desde diferentes lugares) puedan ver la imagen claramente. Algunos televisores no brindan un gran ángulo de visión y las personas que están a un costado ven la imagen con menos claridad.

Calidad de imagen

Si el televisor va a ser utilizado para ver televisión, un televisor HD con resolución de 1024 x 768 es totalmente recomendable. Sin embargo, para pantallas grandes quizás sea recomendable una resolución de 1366 x 768 en adelante.

Comparación con otros televisores

La mejor manera de ver si un LCD es bueno o no es mediante la comparación con sus competidores. Al comparar rápidamente se pueden ver los puntos débiles como los fuertes. No en todos los casos el producto más caro es el que ofrece mejor calidad de imagen: en este tipo de productos también tiene un rol importante el diseño externo del dispositivo.

Sin votos aún