Escribir un correo

El escritor y periodista Simon Garfield ha recopilado algunos consejos y trucos vertidos por ilustres personajes de la literatura universal que pueden ser tomados para escribir un buen correo electrónico hoy en día.

1

Breve y sencillo

Consejo encontrado en un documento latino que data del siglo IV a.C. y el siglo IV d.C. El objetivo de una carta debe ser directo y sencillo, sobre todo breve sino pierde el sentido y hasta el interés del que recibe el e-mail.

2

Escriba como habla

El gran Aristóteles (360 a.C.) y después Jane Austen sostenían que una carta debe ser escrita con el mismo lenguaje que se utiliza al hablar, sino es así sería pretensión y poco veraz el mensaje.

3

No olvide los elogios

En el manual de Hugo de Bolonia (siglo XII) quedaba claro que “no se debe ahorrar en elogios”, además son gratis acotamos nosotros. Así se endulza el contenido y quizá se logre más fácil el cometido del e-mail.

4

Espontaneidad y libertad

El ensayista francés Michel de Montaigne (siglo XVI) decía que la solemnidad mataba la auténtica correspondencia. Ser espontáneo y escribir sin ataduras hace que el contenido del e-mail sea más directo y sincero.

5

Ser sincero

En la guía Mensajero de Cupido (Anónimo 1629) dice que la sinceridad y decir las “cosas como son” hacen que la misiva (en este caso el correo electrónico) sea más directo y llegue el mensaje más rápido.

6

Responder rápido y con cuidado

El segundo conde de Chesterfield, Felipe (1686), escribió en su libro de instrucciones para su hija que una carta debe ser respondida rápida, pero antes de enviarla revisarla con mucho cuidado; consejo de oro para responder un correo electrónico en nuestros tiempos.

7

Chantaje emocional

Aunque más que un consejo suena a una treta, el manual sobre cartas de 1763 que estaba dirigido a la mujer británica, decía cómo usar el “Chantaje emocional” a los padres para lograr lo deseado. Irónicamente hoy en día esto sigue funcionando en los e-mails.

8

Sea más amable de lo que realmente es

Lewis Carroll (autor de “Alicia en el país de la maravillas) decía que lo escrito, escrito está, así que un poco de miel venía bien. Recomendaba escribir una carta como la que uno quisiera recibir.

9

No olvide el clip

El mismo Carroll recomendaba no escatimar en poner un clip a algún documento adjunto que iría con la carta. Hoy se podría hablar de archivos adjuntos.

10

Los jóvenes tienen la culpa

A pesar que los mensajes de texto estaban a siglos de distancia, el diario “All The Year Round” dirigido por Charles Dickens, culpaba a los jóvenes por las cartas mal escritas, breves y sin sentido. Algún parecido con un SMS no es coincidencia.

Sin votos aún