viudez

Los hombres afrontan totalmente de manera distinta a como lo hacen las mujeres la pérdida del ser amado. A ellos les resulta mucho más difícil expresar el dolor que sienten por la pérdida de su compañera en palabras.

En general, los hombres mueren antes que sus esposas por dos razones fundamentalmente: Porque habitualmente son mayores que ellas y porque las mujeres tienen una expectativa de vida superior.

Sin embargo, la cifra de hombres viudos está en aumento, debido a que la brecha que antes existía en la expectativa de vida entre hombres y mujeres disminuyó en los últimos años. Por ello, es que los hombres cada vez más deben enfrentarse con la muerte de sus esposas, situación que en el pasado se daba a la inversa y no están preparados para ello.

Los hombres compartes actividades en vez de sentimientos

Una de las principales diferencias en la forma en que afrontan el duelo hombres y mujeres; es que ellas basan todas sus relaciones en las emociones, en compartir con los demás sentimientos, angustias, esperanzas y desesperanzas. Por lo cual al faltar su esposo, siguen teniendo otras redes de contención (amigas, familia, etc.) para compartir su dolor, sus emociones. En cambio ellos, buscan sólo compartir actividades más que sentimientos con los demás, por ejemplo: Deportes, juegos de azar, bares, copas, etc. Y cuando quedan viudos, no tienen con quien hablar de sus sentimientos, de su dolor, puesto que no están acostumbrados a revelar a los demás sus emociones y se sienten perdidos.

Desprotección tras la viudez

Un estudio realizado en la década del 60 por la Universidad de Harvard llamado Harvard Bereavement Study sobre la viudez, encontró que los hombres dependían en gran media de sus compañeras en el manejo de su vida doméstica cotidiana (tareas domésticas, crianza de los hijos, etc.). Por lo cual quedaban muy perdidos en cuanto al apoyo y la protección una vez que ellas faltaban.

A esto se suma que por una educación y cultura machista, siempre se esperó que los hombres fueran los protectores, los contenedores y no demostraran públicamente sus emociones.

Los hombres sobrellevan el dolor poniéndose activos

Como los hombres por la educación y la cultura recibida actúan de manera distinta a la mujer, también manejan su dolor y el duelo de distinta forma. En el mismo modo en que su forma de relacionamiento con los demás es a través de actividades y no de sentimientos; la manera de vivir y pasar el duelo por la pérdida del ser amado suele hacerse igual:

Sherry Schachter, directora de los servicios para la atención del dolor en el Calvary Hospital del Bronx, explica al respecto:

(…) los hombres son dolientes «instrumentales». No se sienten cómodos al hablar de sus sentimientos y prefieren hacer cosas para sobrellevarlos.

Sin votos aún