Jim Carrey
Jim Carrey

Es probable que basándose en conquistas inesperadas muchos hombres crean que lo saben todo, sin embargo, el peor error que se puede cometer es creer que no se requiere de mayor conocimiento sobre el interesante e infinito mundo de las mujeres. Con el paso de los años, los hombres poco a poco se vuelven más seguros de sí mismos y realistas, pierden algo de arrogancia y por ende, la experiencia se vuelve su mejor aliado pero ¿Cómo lo hacen los más jóvenes?

Analizar el cambio social del ambiente en el que nos desenvolvemos, aprender de los errores cometidos y conocer las fortalezas y debilidades que se tienen, son claves para que un hombre joven salga adelante a la hora de conquistar a esa “inalcanzable” mujer con la que tanto sueña. Con la intención de potenciar la personalidad de los más tímidos y alivianarles el camino hacia el éxito en la conquista, es que desarrollaremos una lista de “potenciadores de la personalidad”. Hay que recordar que las mujeres siempre se las arreglan para saber quiénes están dispuestos a trabajar en su personalidad de quienes realmente no lo están.

1

Ser Directo

De forma muy lamentable, muchos hombres creen que la “indiferencia” y la distancia que se marca con una mujer termina por atraerlas. La verdad es que eso pudo ser cierto en la época de los 90, pero las señoritas han cambiado bastante desde aquel entonces y ya no funciona de la misma forma.

Si se nos pregunta algo y optamos por encoger los hombros, no podemos esperar nada bueno por parte de ellas, ya que da la impresión de que somos personas despreocupadas, de aquellas a las que nada les importa. Ser directo implica mirar a una mujer a los ojos mientras se le responde, dándole atención y “enganchándola” con cada palabra que pronunciamos. Ser directo no significa desnudar nuestra alma frente a ella a la primera, sino demostrarle que estamos interesados en ella básicamente mediante la atención que le brindamos.

2

Fidelidad

Ser un buen conquistador no implica ser “infiel”. Este es uno de los conceptos más confusos para los que pretenden aprender el arte de seducir a una mujer ¿Por qué? Porque piensan que el hacerlo implica acostarse con cualquiera, cuando se quiera y donde se quiera, pero no es así.

La reputación que un hombre forja mediante las conquistas que acumula “estando soltero”, son un precedente que a ellas no se les pasa desapercibido, por ello es preciso que tengamos conciencia de lo importante que resulta ser fiel en todo momento. Saber conquistar a una mujer no es algo que debamos utilizar como si de un juego se tratara, pues no lo es, hay sentimientos y pensamientos de por medio.

Hay que considerar que una mujer satisfecha sexualmente, que sabe lo que quiere y entiende no se tiene una relación formal, aún cuando se ha llegado al acto sexual, jamás tendrá mala voluntad para con el hombre, sino todo lo contrario. Ahora bien, cuando éste la comparte y hace alarde de ello “públicamente”, olvidémonos de nuestra reputación ya que pasaremos de ser “seductores” a convertirnos en la escoria que nadie quiere.

En breve publicaremos la segunda parte de nuestro artículo “Cómo potenciar nuestra personalidad”, por lo que si tienen preguntas háganlas e intentaremos responderlas y considerarlas para la segunda parte.

Su voto: Ninguno Average: 5 (2 votes)