Memoria USB - Aprender a utilizar las memorias USB

Hoy en día es muy práctico tener una memoria USB portátil. Las personas que se mueven mucho por día y llevan sus documentos y archivos importantes de aquí para allá prácticamente necesitan tener un dispositivo de este tipo.

Los beneficios son claros: uno puede tener los documentos donde quiera y llevarlos a cualquier lado. Sin embargo, no todos conocen cómo explotar el máximo potencial de una memoria USB. Existen diferentes maneras de aprovechar al 100% estos dispositivos móviles.

En este artículo compartiremos 4 trucos para memorias USB portátiles. La mayoría de las personas no conocen estos trucos, y nos parece excelente poder compartir esta información con nuestros lectores.

Estaremos cubriendo diferentes aspectos, como la seguridad de las memorias, la sincronización de archivos, la instalación de aplicaciones portátiles y más.

  1. Sincroniza tus archivos más importantes

    Cuando uno trabaja con los mismos archivos en diferentes ordenadores se ve obligado a mantenerlos actualizados en todos los equipos. Esto se puede transformar en algo muy engorroso si se hace constantemente. El proceso de copiar la última versión de un documento de un ordenador a una memoria portátil y después a otro ordenador puede llegar a ser molesto. Aquí es cuando entra en juego la sincronización automática.

    La sincronización automática se encarga de actualizar ciertos archivos, para que la última versión de cada uno de éstos siempre esté disponible en todos los ordenadores. La mejor aplicación disponible se llama SyncToy y fue desarrollada por Microsoft

  2. Utilizar aplicaciones portátiles en cualquier ordenador

    Las aplicaciones portátiles hacen lo que su nombre indica: están instaladas en las memorias portátiles y pueden ser ejecutadas en cualquier ordenador. Esto significa que no hace falta disponer de una aplicación instalada en un ordenador para poder utilizarla. Sólo hace falta insertar el dispositivo de memoria y ejecutar el acceso directo.

    De esta manera uno puede ejecutar la aplicación que quiera en cualquier ordenador con Windows instalado. El líder en aplicaciones portátiles en la actualidad es Portable Apps. Este servicio ofrece una gran cantidad de paquetes con aplicaciones portátiles listas para usar y es totalmente gratuito.

    En ese sitio se pueden descargar aplicaciones por separado o suites completas, separadas por categorías

  3. Auto destruye tu memoria USB

    Aunque parezca de ciencia ficción, es posible lograr que una memoria USB se auto destruya, aunque no en el sentido literal de la palabra. Es imposible hacer que una memoria deje de funcionar, pero sí podemos programarla para que borre todos los archivos que ésta contiene si alguien intenta acceder a la misma muchas veces.

    El programa que se encarga de hacer esto se llama USB Safeguard. Su uso es sencillo y práctico: nos permite configurar una contraseña para acceder a la memoria. Si alguien intenta acceder muchas veces ingresando una contraseña incorrecta, todos los documentos dentro de la memoria se borran automáticamente.

    Esto es ideal contra robos. A veces es mejor perder todos los documentos que compartir información sensible con otras personas

  4. Nunca te olvides tu memoria conectada

    Es fácil olvidarse una memoria USB conectada a un ordenador. A veces, entre tanto conectarla y desconectarla, uno puede simplemente olvidarse de ella.

    Aquí es cuando se convierte en indispensable una aplicación llamada Flash Drive Reminder. La misma se activará cuando el usuario esté a punto de apagar el sistema o cerrar sesión. Una ventana aparecerá recordándole que la memoria USB está conectada. Un concepto simple pero fundamental

Consejo: Hay que recordar que perder toda la información de una memoria no significa extraviar la información con ella para siempre. Se puede mantener la información sincronizada con otros ordenadores. Si perdemos la memoria o nos la roban, no nos tendría por qué preocupar, sólo la habremos perdido en un solo dispositivo.

Sin votos aún