La pornografía y los cambios cerebrales

Hace poco más de un mes se publicó un estudio JAMA Psychiatry sobre la influencia del consumo de pornografía en nuestro cerebro, algunos medios científicos basado en este estudio llegaron a la alarmante conclusión que la pornografía te encoge el cerebro. Resultado que ha causado mucha polémica y que nos deja la interrogante de si realmente la pronografía puede dañar el cerebro.

En dicho estudio (publicado en JAMA Psychiatry) fue realizado por un grupo de científicos del Instituto Max Planck de Berlín, los cuales estudiaron la actividad cerebral de 64 hombres los cuales fueron comparados con sus hábitos de consumo de pornografía. Como primer resultado obtuvieron que la spersonas que pasan más tiempo viendo pornografía podrían tener un cuerpo más estriado, todo esto en una zona del cerebro que está estrechamente relacionada con el placer y algunos circuitos de recompensa. Lo que nos hace preguntar qué importancia tiene este “cuerpo estriado” y qué relevancia tiene que sea más pequeño; ¿realmente se encoge el cerebro con la pornografía?.

El neurobiólogo del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (Madrid), José Antonio Esteban García, explica que esta región del cerebro (de la que habla el estudio) es muy importante porque está relacionada con las recompensas, es decir que este “cuerpo estriado” está relacionado al placer, funciona cuando comemos, tenemos sexo y hasta cuando tomamos drogas.

García deja claro que cuando una estructura del cerebro se achique no necesariamente en negativo. García asevera: “Cuando una estructura cambia de tamaño no significa que no funcione o que esté atrofiada”.

El cerebro siempre cambia

Los resultados del estudio que mencionamos al principio alarmó a más de uno, aseverar que la pornografía encoge el cerebro asustaría a cualquiera. Pero expertos explican que el cerebro está en constante cambio, es como si se tratara de un músculo, mientras más lo usas más se fortalece, así mismo las regiones del cerebro van cambiando con el uso, o el desuso.Este cambio se conoce como “plasticidad sináptica”.

Es decir que las personas que consumen pornografía evidentemente sufrirán un cambio en la área relacionada con el placer (sexual) y la recompensa debido a la plasticidad sináptica. No es descabellado pensar que ver pornografía encoja esta parte del cerebro, pero lo que sí es descabellado es pensar que la pornografía pueda afectar tu cerebro negativamente o hacerlo más pequeño.

Así que otro mito más que se cae, la pornografía no te encoge el cerebro...

Nota: Artículo basado en “¿Ver porno encoge el cerebro?” Sección Ciencia del ABC de España.

Su voto: Ninguno Average: 5 (3 votes)