Osteofitos

Se trata de pequeñas y redondas protuberancias de hueso extra que crecen alrededor de las articulaciones. El organismo los forma para compensar el deterioro de la articulación, de detener el movimiento de la misma, como consecuencia de la edad, alguna lesión o degeneración articular.

Los osteofitos son más frecuentes en personas de edad, con lesiones relacionadas con la artrosis o deportivas. Son más comunes en los hombres y generalmente aparecen en la columna vertebral, aunque pueden aparecer también en cualquier parte del cuerpo.

Los osteofitos no son en sí mismos una fuente de dolor, sin embargo, pueden presionar los nervios sobre la articulación causando dolor y debilidad.

Causas

La causa más frecuente es la artrosis, puesto que degrada el cartílago que amortigua los extremos de los huesos, por lo cual el cuerpo trata de reparar la pérdida creando espolones óseos en las proximidades de la zona afectada, de modo tal que el hueso adicional pueda aumentar la zona de superficie que soporta la carga de la articulación.

Factores de riesgo:

  • Envejecimiento: En la medida que las articulaciones y cartílagos se desgastan, los ligamentos no alcanzan para mantener la estabilidad y ajusta natural de la articulación, por lo que el cuerpo tarta de engrosar la articulación, con la creación de un nuevo huso que mantenga el ajuste natural
  • Mala alimentación
  • Mala postura
  • Herencia
  • Problemas estructurales de nacimiento

Síntomas

En muchos casos no hay síntomas y éstos dependen en gran medida del lugar en el que estén localizados y de la severidad.

  • Ardor u hormigueo en las manos o en los pies
  • Pérdida de coordinación en alguna parte del cuerpo
  • Debilidad muscular
  • Dolor irradiado a las nalgas y los muslos, cuando el hueso afectado está en la parte posterior o inferior de la espalda
  • El dolor tiende a ser peor con la actividad física
  • Dolor sordo en el cuello o espalda baja al pararse o caminar
  • Espasmos o calambres musculares
  • Entumecimiento
  • Dolor irradiado a los hombros o la cabeza, cuando el hueso afectado está en el cuello
  • Cuando hay una fuerte presión sobre los nervios de las articulaciones de la cadera o la rodilla, pueden haber problemas para el control de esfínteres
  • Cuando los síntomas afectan la parte posterior del cuerpo, puede que la persona se sienta mejor al inclinarse para adelante o doblar su cintura

Tipos de Osteofitos:

  • Osteofitos cervicales
  • Pueden disminuir el espacio donde se aloja la médula espinal, causando daño a ésta o a sus raíces nerviosas, lo que puede provocar debilitamiento y entumecimiento en brazos y piernas.

  • Osteofitos de cadera
  • Pueden causa dolor al caminar, que en ciertos casos se irradia a la rodilla, dependiendo de la ubicación y también pueden disminuir el rango de movimiento en la articulación de la cadera.

  • Osteofitos en el hombro
  • Pueden causar fricción en el conjunto del manguito rotador que se encarga de controlar los movimientos del hombro, lo cual puede causar tendinitis.

  • Osteofitos en los dedos
  • Se forman bultos duros debajo de la piel que hacen que las articulaciones de los dedos parezcan nudos.

  • Osteofitos en la rodilla
  • Hacen que la extensión y la flexión de la pierna sea difícil, al impedir el normal funcionamiento de la articulación de huesos y tendones.

Complicaciones

En ciertos casos, los osteofitos se desprende del hueso y se convierten en cuerpos libres. Éstos con frecuencia quedan flotando en el conjunto de la articulación o se incrustan en el revestimiento de la articulación y también pueden desplazarse entre los huesos causando bloqueos discontinuos.

Sin votos aún