Conversar con una mujer
Conversar con una mujer

Continuamos con nuestra saga de artículos relacionados con la seducción, por ello no podíamos dejar de entregar algunos consejos para quienes busquen generar una conversación entretenida con una mujer a través del carisma, característica que muchos dicen tener, pero que pocos realmente poseen.

Como ya sabemos iniciar una conversación no es fácil, menos todavía si enfrente hay una mujer, pero las cosas realmente se complican cuando ella nos gusta pues nos hacemos expectativas y no sabemos bien qué, cómo y cuándo hablar. Si lo que buscamos conseguir es el teléfono, habrá que conversar y bastante, de otra forma el tímido “hola” con que comúnmente comienza todo de nada servirá.

Si observamos el ejemplo de hombres carismáticos, sabremos que una conversación comienza con un “Encantado de conocerte” y a ello le sigue una charla “sincera y abierta”, pues eso es lo que buscan ellas. A continuación especificamos algunos consejos específicos a la hora de hablar con ellas.

1

Cumplidos sinceros

Abrir una conversación junto con un cumplido puede ser una muy buena idea, sin embargo, no todos escogen los elogios correctos y por ello nosotros debemos aprovechar mejor esta oportunidad para sobresalir. Otro punto que siempre debemos tener en cuenta es que queremos ser “encantadores” no “salameros”.

En vez de hacer cumplidos por cosas obvias como “tienes lindos ojos” o “que hermosa sonrisa” – cosa que han escuchado desde siempre – enfoquémonos en aspectos más interesantes como la personalidad “Qué divertida eres” es una buena forma de romper el hielo.

2

Anécdotas, siempre deben estar presentes

Tener a mano anécdotas o cosas interesantes que nos han ocurrido nunca está de más, pues aportan un momento ligero y entretenido en la conversación que a ratos puede tornarse demasiado profunda como para ser la primera vez que interactuamos con ella.

Para contar una buena anécdota en el momento oportuno, aprovechémonos de acontecimientos triviales que dan pie a contar distintos temas que estén relacionados. De esta manera no intentamos dirigir la conversación, sino que la amenizamos.

3

Asentir cuando nos esté hablando

Este es un viejo truco de político, pero afortunadamente todavía funciona. Cuando nos estén hablando lo mejor que podemos hacer es “asentir” de vez en cuando para crear una afinidad con quien habla. Con esta sencilla técnica, la otra persona se sentirá confiada de que está logrando conectarse con nosotros y de paso nosotros enviaremos el mensaje correcto.

4

Evitar temas demasiado complicados

El mejor conejo que se puede seguir para la primera cita es “no te compliques con temas demasiado profundos”. Jamás preguntes por sus relaciones anteriores en una primera cita, no hables de religión ni de política, intenta moverte en un ambiente de libertad y afinidad para con sus gustos… de otra forma podrías llevarla a un terreno que no manejas bien o que le complica y adiós cita.

Su voto: Ninguno Average: 3 (3 votes)