Hipersexualidad

La “hipersexualidad” o más conocida como adicción al sexo es una patología que pueden presentar hombres y mujeres, que se manifiesta con deseo constante a tener relaciones sexuales y muchas veces se trata de un impulso incontrolable que afecta seriamente nuestra vida. El psiquiatra y sexólogo Walter Ghedin explica que la hipersexualidad puede tener algunos señales. A continuación estas señales que te pueden ayudar a determinar si eres adicto al sexo.

1

No evalúa los riesgos

El adicto sexual tiene en mente únicamente sexo y lo puede hacer con cualquier persona que esté dispuesta, es por eso que no suelen evaluar los riesgos que van desde un embarazo no deseado a una enfermedad de transmisión sexual (ETS).

2

El sexo afecta su vida

Las personas que sufren de hipersexualidad, debido a su mal empiezan a tener problemas en su vida personal, un deterioro personal, familiar y laboral; ya que suelen poner el sexo primero que todo.

3

A pesar de la culpa continúan

Tener sexo desmedido empedernidamente crea un sentido de culpa muy grande, el que debería frenar este comportamiento; pero los adictos al sexo ni ese “sentido de culpa” los detendrá.

4

Sienten la necesidad de sentirse satisfecho

La imperiosa necesidad de sentirse satisfecho sexualmente lo atormentará como si fuera de vida o muerte tener sexo.

5

Gastarán sin medida por sexo

Al no encontrar con quien tener sexo, acudirán a prostitutas o prostitutos para saciar sus ansias de sexo, sin importar gastar lo que no se tiene y de manera desmedida.

6

La falta de sexo lo llevará a la angustia

Y de la angustia se irá a la depresión y aislamiento, un comportamiento nocivo y antisocial, muchas veces hasta agresivos. El adicto al sexo será como un adicto a alguna droga cuando no la tiene.

7

Intentos inútiles

Cuando la adicción al sexo es notable, el adicto a la hipersexualidad sabrá de su condición y intentará inútilmente frenar sus impulsos. Es muy difícil salir de este problema sin ayuda profesional.

8

Sentirán vergüenza de su adicción

Como los adictos a las drogas intentarán de esconder su problema y les será difícil pedir ayuda.

9

Mucha pornografía

El adicto al sexo consume mucha pornografía, cada vez más fuerte y más frecuente.

10

Piensan y sueñan despiertos con sexo

Sus pensamientos serán presos del sexo y sus deseos, pueden pasar horas imaginando sexo. Es por eso que suelen estar distraídos, hecho que afecta su trabajo y su vida personal.

Sin votos aún