Bajo deseo sexual en el hombre

El bajo deseo sexual, apatía sexual o deseo sexual inhibido, es la falta de deseo, bajo nivel de interés en el sexo, ausencia de fantasías, etc., recurrente o persistente.

La actividad sexual está compuesta de 3 fases: Fase de atracción, de excitación y la de la relación sexual propiamente dicha. Cuando hay bajo deseo sexual las dos primeras fases de la actividad sexual son las que están comprometidas. La relación sexual puede lograrse e incluso alcanzarse el orgasmo si hay estimulación, ya que la respuesta física no está comprometida.

Hay varios tipos de bajo deseo sexual:

  • Deseo sexual inhibido: Es cuando la falta de deseo sexual es general
  • Deseo sexual inhibido selectivo: Es cuando hay problemas con el desea hacia una pareja en particular pero se puede desear a otras
  • Deseo sexual inhibido primario: La falta de deseo está desde siempre
  • Deseo sexual inhibido secundario: La falta de deseo aparece en determinado momento

Causas

Esta disfunción afecta, aproximadamente, a un15% de los hombres y entre las causas más frecuentes están:

  • Problemas de comunicación en la pareja
  • Aburrimiento sexual
  • Una educación sexual muy estricta durante la infancia y la adolescencia
  • Experiencias sexuales traumáticas (Incesto, violación, abuso sexual)
  • El estrés, la depresión u otras afecciones psicológicas pueden reducir el deseo sexual
  • Baja autoestima
  • Algunas enfermedades (insuficiencia renal, trastornos endocrinos), fármacos (antidepresivos), alcohol, etc., pueden contribuir al bajo deseo sexual

En general el bajo deseo sexual masculino es consecuencia de una conjunción de factores, la mayoría de los cuales son de índole psicológica. Lo principal es poder identificar la causa y buscar ayuda psicológica y sexológica con especialistas para que ayuden a tratar esta disfunción sexual.

Tratamiento

El tratamiento debe dirigirse a la causa del problema por lo cual es importante primero identificarla.

En los casos de hombres que están en pareja, puede ser preciso que ambos miembros realicen algún tipo de tratamiento psicoterapéutico en el que se sumerjan en sus sentimientos, en la resolución de las diferencias, etc.

Los trastornos del deseo sexual no son fáciles de tratar sobre todo en los hombres, por ello la consulta profesional es tan importante.

Su voto: Ninguno Average: 5 (1 vote)