Computadores con cinco sentidos
Alienware notebook

En el momento en que IBM hace sus predicciones anuales, la gran compañía de informática a nivel mundial señaló era muy probable las nuevas computadoras obtuvieran cinco sentidos, pudiendo con ello “experimentar” el mundo tal y como lo hacen los humanos.

Se dice que en un futuro no muy lejano (5 años más según IBM), quienes deseen comprar un vestido por Internet tendrán la oportunidad de tocar en la tableta, por ejemplo, la textura del material en que está hecho. Muchos se preguntarán ¿Cómo es posible que eso se haga realidad? Pues bien, la respuesta está en la forma en que funciona nuestro cerebro.

Lo que muchos no piensan cuando tocan algo es que en realidad, no es nuestra piel la que nos hace sentir, sino nuestro cerebro (pasa con la mayoría de los sentidos), y es que la vibraciones que registramos cuando pasamos el dedo sobre un determinado material que puede ser suave, áspero, afilado o de otro tipo queda en nuestro cerebro quien es el llamado a “interpretar” de lo que se trata, pues bien, lo ordenadores también podrán hacer lo mismo.

Cuando vayamos a tocar una determinada tela en la pantalla de nuestro ordenador o tableta, los vibradores de estos aparatos serán lo suficientemente precisos como para hacernos sentir la misma sensación que si tocáramos la tela, aun cuando en la práctica sólo sea la pantalla.

Este tipo de tecnología ya se ocupa, aunque de forma mucho menos precisa. Un ejemplo claro de ello es el Force Feedback con el que cuentan muchos volantes de simulación, donde la gracia está en simular el vibrado de pasar por asfalto, tierra, gravilla, roca, etc. En cinco años más, es de esperarse que la sensación sea completa.

La sensación de ver en un ordenador

En la actualidad los ordenadores son capaces de capturar imágenes, así como también de mostrarlas en la pantalla, aunque el software de reconocimiento es bastante “básico” e impide que los PC puedan entender lo que están haciendo realmente. Los humanos todavía debemos ayudarle poniendo “etiquetas” a las cosas para que asuma son o no una determinada cosa.

En cinco años más todo cambiará, los computadores podrán interpretar imágenes mejor de lo que nosotros mismos podemos, analizar colores, patrones de textura y hacerse la idea sobre otros medios visuales. Es probable que se supere la capacidad de los médicos para leer imágenes como las de resonancia magnética, tomografías computarizadas, radiografías y ecografías.

Existen ciertas sutilezas en las imágenes que pueden pasar desapercibidas para el ojo humano en la actualidad, pero que en cinco años más no pasarán desapercibidas para los ordenadores. Un computador podrá diferenciar con facilidad el tejido sano del enfermo en una resonancia magnética, a la vez que hacer una referencia cruzada con el historial de un paciente junto con literatura científica como para elaborar un diagnóstico.

La sensación de oír en un ordenador

Lo primero que a muchos se les viene a la cabeza con este encabezado es poder interpretar sonidos, así en cinco años más podremos sostener nuestro Smartphone junto al bebé quien al hacer un gemido permitirá nuestro móvil nos diga qué quiere decir.
En cinco años más los computadores serán capaces de detectar elementos en los sonidos que nosotros los humanos podemos, pero no logramos entender. Muchos padres podrán aseverar que el balbuceo de un bebé no es el mismo cuando el niño está bien a cuando está mal, pero diferenciarle es algo realmente complicado. Identificar si un bebe tiene calor, frío, hambre, cansancio u otra cosa será fácil, podrá hacerse desde un móvil dice IBM.

La clave de esto estará en la identificación de presiones sonoras, así como también de vibraciones y ondas. Se sabrá cuando los árboles estarán a punto de caer, cuando habrá deslizamientos de tierra, entre muchas otras cosas.

La sensación del gusto en un ordenador

Pocos podrían imaginar que el ordenador les ayudará a determinar la receta perfecta para obtener un plato que no termine siendo demasiado dulce, salado o que no termine más crujiente de lo que debería quedar.

A través de algoritmos complejos, los ordenadores podrán determinar cómo los alimentos a nivel molecular van cambiando y qué resultado tendrá aquello para nosotros los humanos, quienes finalmente discriminamos por el gusto más que por otra cosa. La creación de recetas con sabores y textura ideal será posible, pero usando el ordenador.

Según IBM esta tecnología no sólo ayudará a que las personas coman más rico, sino también a que coman de mejor forma. Los alimentos podrán ser más saludables, podrán tener mejor sabor y con ello se abriría una serie de oportunidades para alimentos muy ricos en vitaminas, minerales y otros que no saben muy bien por una cuestión de preparación nada más.

La sensación de oler en un ordenador

¿Pensamos que estamos a punto de resfriarnos? En cinco años, dice IBM, podremos averiguarlo con el móvil.

IBM está trabajando en una tecnología que permitirá que se pueda analizar los olores en el aliento de las personas que identifican dolencias, así se podrán determinar trastornos en el hígado, diabetes, asma, epilepsia, entre otros. Si descubrimos cuales son las moléculas asociadas a cada enfermedad, una aplicación perfectamente podría identificar qué problemas tenemos analizando la respiración, por lo que los análisis instantáneos serán posibles.

La detección de bacterias dañinas también será posible, por lo que evitar lugares contaminados ya no será un problema.

Sin votos aún