Dormitar

Está demás decir que el sueño es muy importante en nuestras vidas, y la cama es el lugar en donde se desarrolla. Pero muchas veces terminan realizando otras actividades en la cama, es por eso que hemos realizado un interesante listado de todas las cosas que no debe hacer en la cama y por qué.

1

Enviar mensajes de texto o chatear

La cama se ha convertido el lugar perfecto para escribir mensajes de texto, contestar correos electrónicos y usar sin medida las aplicaciones de mensajería instantánea. Debe saber que la onda de luz azul que emiten los dispositivos móviles daña la liberación natural de la hormona melatonina, la misma que fomenta el sueño; es decir nos quita el sueño. Según una investigación realizada por la Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos, el 95% de las personas que tienen dispositivos móviles los usan antes de acostarse. Este punto también implica los demás usos que se le pueden dar a los dispositivos móviles (navegar en internet, ver películas, jugar etc.).

2

Ver televisión

Ver televisión también afecta la melatonina, además se convierte en una distracción que interrumpe el sueño. Lo que se busca cuando se está en la cama es la relajación, y la televisión hace todo lo contrario. Además de ser un elemento que puede perjudicial si duerme en pareja.

3

Dar vueltas en la cama

Muchas veces cuando no logramos conciliar el sueño terminamos dando vueltas en la cama con la esperanza de encontrar el sueño. Pero esta práctica hace un efecto contrario, no sólo que no logramos conciliar el sueño, si no que nos angustia y nos tensa.

4

Trabajar

Según un estudio de la División de Medicina del Sueño de la Universidad de Harvard, 8 de cada 10 jóvenes profesionales se llevan el trabajo a la cama, lo que perjudica nuestra percepción del sueño con la relación que existe entre la cama, dormitorio y sueño. Es decir nuestro cerebro asume que la cama es también un lugar de trabajo.

5

Dormir con la mascota

Muchos se llevan a su peludo amigo a la cama, pero tener una mascota crea serios trastornos del sueño, movimientos, ladridos o maullidos que no dejan dormir, sin olvidar los pelos que suelen dejar estos animalitos en la cama.

6

Dormitar

Muchas veces le queremos ganar minutos al sueño y terminamos durmiendo mal y poco. Suena el despertador y alargamos nuestro tiempo 10 o 20 minutos más, pensando que descansaremos más; pero lamentablemente no es así, nuestro cerebro ya no logra sumergirse en un sueño profundo y sólo es engañado.

Su voto: Ninguno Average: 5 (1 vote)