Camareros, cocineros y administradores guardan algunos detalles que el cliente desconoce

Restaurantes

Cuando llegamos a un restaurante llega un mesero y nos dice su nombre y que él será el que nos va atender, nos sentamos y empieza un ritual que todos conocemos. Pero detrás de todo este acto existen muchos detalles que desconocemos y aceptamos como “normales”. Conozca algunos de los secretos de los restaurantes.

1

La cortesía no es tan gratuita como se cree

Si en un restaurante nos invitan pan antes que hagamos el pedido, lo único que quieren es que el pan nos habra el apetito y pidamos más. Así pasa cuando bebemos alguna cerveza o trago, siempre nos traerán un bocadillo salado o palomitas de maíz de “cortesía”, lo único que ellos quieren es que tengamos más sed y pidamos más bebidas. Todos los aperitivos de cortesía que te ponen en la mesa son para estimular tu apetito.

2

¿Realmente conoce su restaurante?

Muchos sólo vemos la fachada y el comedor de un restaurante, si realmente quiere conocer el restaurante debe conocer su cocina. Le advertimos que muchas de las cocinas no se ven tan limpias como el restaurante, lo más probable es que termine amando los tacos que venden en la calle y que sí puede ver cómo los preparan.

3

Mientras más pida te atienden mejor

No es secreto que casi todos los restaurantes les da una comisión a fin de mes por las ventas a su personal. Así que si usted pide más, lo más probable es que sea mejor atendido mejor el camarero, y si pide lo más costoso del menú, seguro su atención seguirá mejorando.

4

Cuidado cuando pidas tu bebidas

Mucho hielo en una bebida es sinónimo de menos bebida, así que si quieres hielo en tus bebidas pídelo por separado. Así mismo sucede con los vinos, los camareros casi siempre aconsejan los más costosos.No dejes la elección de los vinos siempre al camarero, somelier o capitán del restaurante.

5

El hambre entra por los ojos

La mayoría de los restaurantes que venden postres casi siempre te enseñarán el carrito de los postres, así te antojará alguno y termine en tu mesa. Así que si pretendes comer postre ni veas el carrito de los postres.

6

Amables para las propinas

Está comprobado que los camareros que mejor atienden son los que más propina reciben. Es por eso que usan algunos “truquitos” para ganarse tu generosidad, como presentarse con su nombre, estar siempre pendientes, tratarte como un amigo pero guardando las distancias.

7

A la hora de las propinas

En muchos países la propina es del 10% de la cuenta, debes saber que usualmente el camarero se lleva tan sólo el 7%, el otro 3% se reparte entre los demás del personal de restaurante. En otros países no está tácitamente estipulado el porcentaje de la propina, todo dependerá del cliente y su generosidad. Recuerde que casi siempre el suelo de un mesero o camarero es tan sólo en sueldo mínimo, es por eso que para ellos es muy importante las propinas que les dejes.

8

Zapatero a sus zapatos

Si vas a un restaurante de carnes procura no pedir camarones o pescados, lo más probable es que no estén tan frescos. Si vas a un lugar que tiene una especialidad, es porque te interesa probar esa especialidad, por lo general la mayoría de los platillos que están en la carta y no de la especialidad de la casa no son tan buenos como los primeros.

9

Cuidado al momento de llamar al camarero

Si el camarero se presenta con su nombre o lo tiene en un gafete en el pecho, procure recordar y llamarlo por su nombre. Si lo hace a través de silbidos, chasquidos de dedos o aplausos, el camarero se puede sentir ofendido y la atención ya no será tan buena como en el principio.

10

Al pagar la cuenta

Si paga con efectivo lo más probable es que su cambio llegue muy fraccionado, esto sucede como una invitación a dejar propina y no tenga excusa de no tener cambio. Si está satisfecho con la atención y va ha dejar propina, asegúrese que sea el camarero o mozo que lo atendió la reciba.

11

Tenga paciencia

Si llega a un restaurante y nota un poco de caos, lo más probable es que alguien haya faltado y se están arreglando como pueden. Lo más probable es que se tarden con su pedido. Con este panorama tiene dos opciones. Uno, se queda y tiene paciencia; dos, se levanta y se marcha.

12

Cuidado cuando llega tarde

Si llega 15 minutos antes de que cierre un restaurante, lo más probable es que no lo quieran atender. Pero si lo hacen, lo harán mal y rápido. Ya que todos los trabajadores se deben ir cuando no haya ningún cliente en el restaurante, así que lo verán a usted como un retraso de su salida. Si es posible pida algo sencillo o algo que se pueda llevar.

13

Nunca te enojes con el camarero por la comida

Si la comida está fría, cruda o muy cocinada, es muy poca o está muy salada; la culpa es exclusivamente del cocinero que la hizo. No te enojes con el camarero, que el solo te la lleva. Si presenta un caso, trata de ser amable y presenta tu queja con inteligencia. Como dicen no mates al mensajero si el mensaje trae malas noticias.

Agregar comentario